Ida (2013)

Ida es una de esas películas que de inmediato me llamó la atención por su innovación. Hoy en día es difícil sentarse a ver una película y quedar realmente impresionado frente a un concepto novedoso en técnica o estilo, así es que cuando sucede, nos fuerza a erguirnos en el asiento y tomar nota sobre lo que estamos mirando. Con esto no quiero decir que el cine de actualidad esté estancado, porque no lo pienso así; de hecho, así como aprecio estos pequeños momentos de innovación, también disfruto muchísimo de la personalización y el buen uso de las fórmulas establecidas. Quizás otros más cínicos no lo vean así, pero yo dejo el cinismo a los críticos más serios. En fin, supongo que con todo este preámbulo se están haciendo la idea de que esta es la nueva Citizen Kane, y tampoco es tan así, pero sí aportó lo suyo en cuanto a novedad, y por esto y otras cosas, la aprecié mucho.

Fue dirigida por el director polaco Pawel Pawlikowski, quien me sorprendió sobremanera descubrir que es el hombre detrás de Mi verano de amor, aquella película de lesbianas con Emily Blunt que había empezado tan bien, pero que hacia el final derivaba en un melodrama histriónico y exagerado; esta, por el contrario, es un ejercicio en sutileza. Empezando por una bellísima fotografía en blanco y negro, filmada en un digital tan agradable que nos remite a los mejores ejemplos en 35 mm de la nueva era francesa; salvo que en este caso, los creadores optaron por un formato de 4:3 (el cuadrado), una decisión bastante inusual para nuestra época, pero que extrañamente funciona muy bien, ya que le aporta un grado de intimidad a la historia que se corresponde con el tono general del filme. El guión trata de una huérfana novicia en la Polonia de los años 60, quien es prácticamente forzada a visitar a su último pariente vivo antes de tomar los votos. Esta es su tía Wanda, una jueza alcohólica de esas que bajo la fiesta y los vicios esconden una tristeza insondable, y quien le informa de sus raíces judías. Juntas emprenden una especie de road trip en el cual buscan descubrir qué pasó con sus familiares durante la ocupación nazi, pero que termina ahondando en un existencialismo más puro al develar más sobre sus propias identidades.

ida-and-wanda película polaca

Pese a que la película se llama Ida, el nombre de la joven novicia, interpretada por la primeriza Agata Trzebuchowska, este es el show de la tía Wanda, cuya actriz casualmente también se llama Agata: Agata Kulesza. El contraste entre estas dos mujeres le aporta una dinámica fascinante al guión: donde una es tímida y recatada, la otra es ruidosa y ostentosa. Pero a medida que Ida va pasando tiempo con su tía, y detrás del trasfondo de “la búsqueda”, parece ir cultivando una curiosidad por los placeres más mundanos de la vida, que se ve materializada en un saxofonista con cara de bueno que conocen en el camino. Esto, naturalmente, pone en tela de juicio su espiritualidad y el destino que hace tan poco aceptaba sin prejuicio. Wanda, por otro lado, tiene un arco inmensamente más interesante, el cual no voy a discutir aquí porque ahí sí estaría entrando en territorio de spoilers, pero basta decir con que es fascinante ver como su personaje va deshaciéndose de sus capas y revelándonos más y más de su naturaleza torturada y de su oscuro pasado.

Pero todavía no me he referido a lo que venía diciendo al principio sobre la innovación; lo que quiero señalar en particular es el inusual encuadre que tienen muchas de las escenas de la película. Los realizadores optan por planos que cortan las partes inferiores de las escenas, a menudo seccionando rostros o pies, lo cual provoca, mínimo, una sensación de alerta y renovada atención. Es algo similar a lo que sucedía en la película griega Kynodontas, por ejemplo. Podría teorizarse qué querrían comunicar con estas excentricidades, especialmente porque al haber optado por una relación de aspecto de 4:3 también podría decirse que están cortando los costados, lo que la hace una estética sumamente pensada, pero yo solo puedo decirles lo que a mí me provoco, y esto fue sencillamente tanto una sensación de aislamiento como de nimiedad, de insignificancia; como si esto fuera apenas una pequeñez en la gran perspectiva de las cosas, especialmente cuando los personajes están contrapuestos con los enormes e imponentes edificios que los rodean. El aspecto cuadrado de las imágenes, además, le aporta una calidad de foto instantánea a cada fotograma, y es que la composición e iluminación de cada imagen es de una belleza impresionante.

ida-película polaca

En conclusión, Ida es una película lenta y deliberada, de escasos diálogos y atmósfera austera. Lidia con temáticas fuertes y emocionalmente cargadas, pero lo hace sin sentimentalismos baratos, o tal vez los transmita, de vez en cuando, a través de una bellísima composición de John Coltrane. Quizás haya algunos giros del guión que me dejaron un poco indiferente, pero son los menos, y cuando esto sucede, las deslumbrantes imágenes de la Polonia rural post-guerra y las nieves invernales que decoran algunas escenas logran mantener la atención. Por último, las actuaciones de las dos protagonistas, tan diferentes entre sí, pero tan convincentes y efectivas ambas, son absolutamente integrales para el éxito del filme. En especial vuelvo a destacar la actuación de Kulesza, que me recordó un poco a la Gena Rowlands de Cassavetes, en su entrega primitiva y brutal: es intensa y cruelmente desgarradora, merecedora de los mayores elogios. Aunque sería fantasioso pensar que Kulesza podría entrar en carrera para las premiaciones de este año, la película en sí es una de las principales candidatas para hacerse con los premios a Mejor Película Extranjera, y la verdad, sería una ganadora merecedora.

Veredicto: 8/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2718492/

Anuncios

2 comentarios en “Ida (2013)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s