Minireseñas: Solo Frank perdona al mañana

Only God Forgives (2013)

only god forgives solo dios persona gosling
Título en español: Solo Dios perdona

Ah, pero qué película de mierda. Perdón, pero me tenía que desahogar. Es que yo me considero una persona bastante paciente, tolerante y abierta, especialmente sobre lo que concierne al mundo del cine, que amo, pero esto desafió todas mis mejores cualidades, y eso que apenas dura los básicos 90 minutos. La película sigue a un narcotraficante en Bangkok (Ryan Gosling en una actuación robótica y desalmada; culpa del personaje, seguramente, pero imperdonable) cuya patética existencia se ve afectada por las acciones desagradables de su hermano mayor al que se ve obligado a vengar, incitado por su madre, una especie de Lady Macbeth del subdesarrollo, interpretada con bastante coraje y eroticismo por Kristin Scott Thomas. Pero esta búsqueda de venganza se ve antagonizada por la figura pseudo-divina del policía local Chang (Vithaya Pansringarm), quien parece impartir su propia justicia personal y ser a la vez omnipresente e invencible. No puedo explicarles lo poco que me importaba el éxito o fracaso de esta empresa. Podría rescatar la fotografía de colores vibrantes y luces de neón, que aportaron una estética interesante, pero más allá de eso sufre en todos los aspectos. Ningún personaje posee ningún dejo de humanidad; los diálogos son risibles y la violencia sobre-estilizada. Lo que le sucedió a Winding Refn (quien había hecho un excelente trabajo en la reciente Drive, también con Gosling -¿qué les pasará a este tipo de directores copaditos que se obsesionan con un actor en particular, no?) es que está demasiado dirigida, y esto en tope de un guión fino como hoja de papel, hacen que la cosa se parezca muchísimo a la nada. Estilo sobre sustancia de la peor calaña, porque no tiene ni corazón, ni autenticidad. 

Veredicto: 3/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1602613/

Frank (2014)

fassbender-frank
Difícil comenzar a hablar de esta película sin referirme al “truco” que emplea durante su duración entera, y es que gira en torno a un personaje, Frank, que lleva puesta una gran cabeza caricaturesca encima de la propia y nunca, nunca, se la quita. Frank es el líder de una banda experimental y excéntrica, a la que nuestro personaje principal (Domhnall Gleeson, quien me cayó muy mal), el del punto de vista, se une para remplazar a su último tecladista. Frank es un personaje sumamente intrigante, más allá del artificio de la cabeza, es completamente auténtico e irónicamente, parece totalmente libre de artificialidades. Jon, un muchachito fastidioso obstinado con alcanzar la fama, es nuestra entrada a esta banda de dementes casi entrañables (a excepción del personaje de Maggie Gyllenhaal que es bastante mala onda, si bien es la que posee la mejor relación con Frank) y junto con él vamos explorando el universo del creativo y sus procesos, que oscilan entre lo penoso y lo divertido. Siento que en algún momento la película me pierde, o es que desde el principio sentí muchísimo rechazo por Jon, pero me terminó dejando un sabor muy amargo. Hay algún comentario interesante sobre la naturaleza de la creatividad y lo doloroso que es mantenerse por fuera; también se comenta sobre la comercialización y bastardización del arte por atraerlo a las masas, de formas menos efectivas y considerablemente más trilladas; y por último, hay una gran presencia mediática y una integración con las redes que se me hacía por momentos efectiva y por otros artificial. En general sufre de un tono que oscila torpemente entre lo cómico y lo dramático y no se decide por ninguno, dejando todo muy medio pelo. Pero el personaje de Frank, interpretado con entrega y vulnerabilidad por uno de mis actores favoritos del momento, Michael Fassbender, hace que valga un poco la pena: es una actuación que se mide en entonaciones de voz y lenguaje corporal y es un gran triunfo.

Veredicto: 5/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1605717/

Edge of Tomorrow (2014)

edge of tomorrow blunt cruise blog
Título en español: Al filo del mañana (voto que “filo” es una de las palabras más utilizadas para traducciones paupérrimas de títulos de películas)

¿Soy yo que estuve muy perdida o esta película pasó casi completamente desapercibida por estos lados? Como sea, si así fue, fue inmerecido, ya que para tratarse de un híbrido de ciencia ficción y acción protagonizada por Tom Cruise, es bastante buena. La película sigue a Cage, un oficial careta que jamás pisó un campo de batalla pero que es rápidamente forzado a participar de una misión suicida en una batalla contra una raza alienígena inteligente que tiene la capacidad de resetear los días y por ende, conocer el futuro. Por esas cosas de la vida, Cage adquiere esta misma capacidad de “manos” del enemigo, lo que da comienzo a una especie de Groundhog Day (Hechizo de tiempo) de anfetaminas. La película no pierde tiempo con prólogos ni preámbulos sino que salta directamente al meollo del asunto, que es lograr una combinación de acciones para ese día que le otorgue la victoria a la raza humana. Hace tiempo que no veía a Cruise en una actuación tan disfrutable, y esto se debe, principalmente, a que su personaje comienza siendo completamente inútil como héroe de acción, lo que nos presenta con incontables oportunidades para el humor que son bien aprovechadas. Acompañándolo en este viaje está Emily Blunt (muy diosa), una oficial experimentada y que está familiarizada con las circunstancias particulares del reseteo y con quien entrena, planifica, lucha, y por qué no, flirtea un poco también. Desde el punto de vista de la acción es casi agotadora, tiene un paso adrenalínico (que no llega a atomizar) y está editada y dirigida con eficacia; al analizarla desde el punto de vista de las ideas, quizás no tenga nada demasiado original que aportar al género (más allá de lograr muy bien ese efecto que te dan los videojuegos al morir y comenzar de nuevo con la sabiduría aprehendida -lo que de hecho ofició de inspiración para el guionista-), pero es una de esas películas que aunque no aporta demasiado en innovación, sí lo hace en entretenimiento.

Veredicto: 6/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1631867/ 

Anuncios

La faute à Fidel! (2006)

Título en español: La culpa es de Fidel

Esta es una de esas películas que me nace naturalmente calificar de “encantadora”. Y es que de principio a final posee una magia y una dulzura que me parecería absurdo poder criticar. Mucho de esto se debe a que la película está presentada desde el punto de vista de una niña de nuevo años, claro, pero es además un personaje tan convincente (tanto en papel como en la interpretación de la pequeña Nina Kervel) como fascinante. La historia nos introduce a la niña y su familia como miembros de la clase alta viviendo en la Francia de la década de los 70’s, pero el padre, Fernando de la Mesa nacido en España, se ve motivado por la lucha contra Franco y los movimientos pro-Allende en Chile y decide dar un giro de su vida aburguesada hacia una marcada izquierda. Si bien la directora es Julie Gravas, hija de Costa-Gravas, un director conocido por sus películas de contenido político, La culpa es de Fidel es más una historia de coming-of-age que de política, es decir, aquí importa más el desarrollo de la protagonista, quien pasa por cambios importantes no solo en su día a día sino también en su forma de pensar, y el guión es realmente exitoso en cuanto a crear un arco sumamente convincente sobre la protagonista.

la faute a fidel nina kervel

Los nuevos intereses políticos del padre y la búsqueda de la madre por promover los derechos de las mujeres conllevan cambios radicales en la vida de Anna y su hermano pequeño François. Su niñera cubana es remplazada por otras extranjeras cada una con sus modos y cocina diferentes. La enorme mansión donde solían vivir se sustituye por un pequeño apartamento donde los hermanos tienen que compartir cuarto y que es, además, el punto de reunión de los “barbudos”, es decir los numerosos militantes y activistas asociados con las causas. Y, para colmo, los padres le prohíben asistir a las clases de catequesis brindadas por el colegio católico que tanto ama Anna. Estos cambios oponen una fiera resistencia de Anna, los que la actriz manifiesta con una naturalidad y soltura rara vez vistos en actores tan jóvenes. Es realmente un placer ver como se le frunce el ceño cada vez que se enfrenta ante estos despliegues de liberalidad que tanto contrastan con sus modos anteriores (en especial con los de los abuelos que siguen siendo burgueses adinerados de Burdeos). Y como, de vez en cuando, se le ilumina el rostro con una sonrisa. Nina Kervel captura la magia del personaje y la magia del personaje es lo que vende la película.

Anna es una niña curiosa, más que cualquier otra cosa. Le encantan las historias (por ahí la compra más de una niñera) y le encanta aprender. Pero además, es una niña que no le rehuye al pensamiento crítico. Muchas de las mejores escenas surgen de observar a Anna interrogando a los “barbudos”, o a sus padres cuando intentan explicarle sus nuevas filosofías políticas o a las monjas de su escuela. El guión es excelente en estos cuestionamientos y jamás cae en el odiado cliché del niño sabelotodo: al contrario, Anna no lo sabe todo, pero está abierta a conocer, a aprender, a cambiar de opinión y a cambiar a otros. Uno de los momentos más ilustrativos de todo este proceso llega cuando la niña confunde los conceptos de “solidaridad de grupo” con el de “mentalidad de oveja” y al intentar aplicarlos aprende estas pequeñas sutilezas.

la-faute-a-fidel-nina-
Quizás algunos más cínicos puedan ver la película como propaganda de izquierda, y sin lugar a dudas el filme pareciera transmitir unos principios más progresistas como los ideales más deseables, pero reducirla a esto sería enceguecerse al verdadero triunfo del guión y Anna jamás se siente como una marioneta manipulada por los padres ni un símbolo utilizado por la directora; Anna es un personaje auténtico y una creación hermosa, y el corazón de la película es ver a Anna siendo Anna en esos pocos años de su niñez.

Veredicto: 7/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt0792966/