Minireseñas: El orgullo de los votos de pasión

The Vow (2012)

votos de amor rachel mcadams channing tatum

Título en español: Votos de amor

Antes de leer este comentario y tomárselo demasiado a pecho, hago una declaración. Este es uno de los tipos de película que menos disfruto en general, y solo la vi porque tenía una abstinencia muy grave de Rachel McAdams (como verán más abajo, tengo un fanatismo importante). Es una comedia romántica, de estas que disfrutan de probar a la pareja feliz con un problema de salud medio grave y ver cómo se las arreglan (si es amor del real, claro). En este caso, tenemos a Leo (Channing Tatum) y Paige (McAdams): vemos cómo se conocen, cómo se encanta y cómo comienzan una vida juntos, casados y enamorados. Son un par de artistas, mentes liberales, espontáneos, llenos de vida, en fin, te venden a la pareja que todos quieren ser. Pero sucede que luego de un accidente, Paige pierde la memoria de este nuevo ser tan copado en que se había convertido, y su último recuerdo es de su vieja vida, cuando todavía vivía con sus padres súper conservadores (Sam Neill y Jessica Lange) y estaba enamorada del chetito sorete Kyle. Así que Leo se ve obligado a intentar reconquistar a su esposa, aunque esta es apenas una sombra de lo que solía ser. Esta película está hecha para llorar, pero en especial, para hacerse con un estándar del amor y de un príncipe azul incluso más irreales que las películas más fantasiosas de Disney. No hay absolutamente nada que destacar más allá de las actuaciones decentes de los involucrados, y en especial, la magia de ver a McAdams brillar en la pantalla. (Ya les dije que era fan.)

Veredicto: 3/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1606389/

Passion (2012)

pasión mcadams rapace

Título en español: Pasión

Ay, Brian De Palma, ay. Es el Hitchcock terraja de nuestros tiempos. Qué tipo que me produce sentimientos tan ambivalentes. Es que tiene un estilo increíble, una lenguaje cinematográfico único y personal, instantáneamente reconocible y muchas veces súper interesante, pero lamentablemente casi siempre está puesto al servicio de unos guiones paupérrimos, superficiales, ridículos y hasta insultantes. Este es el caso de Pasión, una película que gira en torno a las ambiciones de dos mujeres de negociosos que compiten por un ascenso. Una es interpretada por Rachel McAdams, aquí representando a las rubias frías que tanto le gustaban a Hitch, una mujer viciosa, psicótica y sádica. En contraposición está Noomi Rapace, algo más sumisa y manipulable en apariencia, pero oh sorpresa que el guión nos depara una dosis básica de giros de tuerca. Nótese que opté por usar los nombres de los actores directamente, porque aquí no hay personajes. Demás está decir que lo absurdo de las vueltas del guión son, en parte, intencionales. Acá se está optando por una atmósfera surreal, narradores no confiables y toda la cosa; además, todo está salpicado del más negro de los humores, pero incluso admitiendo esto, hay límites. Porque aunque De Palma quisiera hacer uno de esos thrillers eróticos y exagerados que tanto le gustan, Pasión nunca se siente lo suficientemente arriesgada: la violencia y el sexo, que podrían haber vendido el absurdo, están bastante recatados, por lo que el espectador no tiene de dónde agarrarse. Los personajes son incluso menos que caricaturas, no sabemos nada de ellos, de donde vienen ni qué los motiva; esto, sumado a la implausibilidad de la trama, resulta en un suspenso muy artificial, porque poco nos importa qué pasará. McAdams está deliciosa en el papel, Rapace increíblemente irritante, la banda sonora de Pino Donaggio es exquisita, y es, más allá de juicios de valor, sumamente interesante visualmente, pero en definitiva, es imposible verla como una buena película.

Veredicto: 4/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1829012/

Pride (2014)

pride dominic west imelda staunton

Por alguna razón, desde que comenzó esta película, no pude evitar pensar que hubiera sido un excelente musical. Hay algo tan alegre, tan dinámico en los ritmos y tiempos que maneja, y los personajes son tan coloridos y entrañables, que fácilmente habría resultado un éxito en ese medio. No me sorprendió en absoluto cuando recién, leyendo sobra la película, leí que estaba siendo adaptada para una comedia musical: ¡un éxito! De cualquier forma, Pride funciona bastante bien así como está. Se trata de la improbable unión entre un grupo de activistas de gays y lesbianas con un gremio de mineros galeses en huelga, durante la huelga nacional británica de mineros en 1984, bajo el duro mandato de Margaret Thatcher. Debido a que la Unión Nacional de Mineros no quería verse involucrada con un grupo LGTB, el grupo activista Gays y Lesbianas Apoyan a los Mineros, liderados por el joven Mark, deciden llevar sus esfuerzos al pequeño pueblo de Onllwyn en Gales, en donde un par de los locales están interpretados por actorazos como Bill Nighy, Paddy Considine e Imelda Staunton . Esto impulsa un montón de giros dramáticos en el guión que están muy interesantes. Lo más lindo, por supuesto, es ver cómo los personajes van desprendiéndose de prejuicios y uniendo fuerzas, ambos grupos unidos por el abuso, y cómo se crea un vínculo sincero entre ambas partes, y en particular, entre varios personajes. Sería difícil saber si en la vida real esto se dio tan así, pero aunque en el filme esté un tanto idealizado, no rechina tanto porque, como venía diciendo, la película en general crea una atmósfera súper festiva y no se disculpa por presentar los hechos con un tinte de romanticismo. Por otro lado, demás está decir que el guión contiene bastantes clichés: el ejemplo más claro quizás sea el homosexual extravagante que conquista a todos con sus pasos de baile (interpretado por un maravilloso Dominic West, muy alejado de su Jimmy McNulty de The Wire), pero a pesar de ser un tanto trillada, siempre se siente sincera. Hay algunos aspectos poco desarrollados del guión (la amenaza del SIDA, el arco de varios personajes, incluyendo uno de los protagonistas, Mark) que la tiran un poco abajo, pero en general, Pride es una película muy divertida, conmovedora y, en particular, hecha con mucho amor.

Veredicto: 7/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt3169706/

Minireseñas: Solo Frank perdona al mañana

Only God Forgives (2013)

only god forgives solo dios persona gosling
Título en español: Solo Dios perdona

Ah, pero qué película de mierda. Perdón, pero me tenía que desahogar. Es que yo me considero una persona bastante paciente, tolerante y abierta, especialmente sobre lo que concierne al mundo del cine, que amo, pero esto desafió todas mis mejores cualidades, y eso que apenas dura los básicos 90 minutos. La película sigue a un narcotraficante en Bangkok (Ryan Gosling en una actuación robótica y desalmada; culpa del personaje, seguramente, pero imperdonable) cuya patética existencia se ve afectada por las acciones desagradables de su hermano mayor al que se ve obligado a vengar, incitado por su madre, una especie de Lady Macbeth del subdesarrollo, interpretada con bastante coraje y eroticismo por Kristin Scott Thomas. Pero esta búsqueda de venganza se ve antagonizada por la figura pseudo-divina del policía local Chang (Vithaya Pansringarm), quien parece impartir su propia justicia personal y ser a la vez omnipresente e invencible. No puedo explicarles lo poco que me importaba el éxito o fracaso de esta empresa. Podría rescatar la fotografía de colores vibrantes y luces de neón, que aportaron una estética interesante, pero más allá de eso sufre en todos los aspectos. Ningún personaje posee ningún dejo de humanidad; los diálogos son risibles y la violencia sobre-estilizada. Lo que le sucedió a Winding Refn (quien había hecho un excelente trabajo en la reciente Drive, también con Gosling -¿qué les pasará a este tipo de directores copaditos que se obsesionan con un actor en particular, no?) es que está demasiado dirigida, y esto en tope de un guión fino como hoja de papel, hacen que la cosa se parezca muchísimo a la nada. Estilo sobre sustancia de la peor calaña, porque no tiene ni corazón, ni autenticidad. 

Veredicto: 3/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1602613/

Frank (2014)

fassbender-frank
Difícil comenzar a hablar de esta película sin referirme al “truco” que emplea durante su duración entera, y es que gira en torno a un personaje, Frank, que lleva puesta una gran cabeza caricaturesca encima de la propia y nunca, nunca, se la quita. Frank es el líder de una banda experimental y excéntrica, a la que nuestro personaje principal (Domhnall Gleeson, quien me cayó muy mal), el del punto de vista, se une para remplazar a su último tecladista. Frank es un personaje sumamente intrigante, más allá del artificio de la cabeza, es completamente auténtico e irónicamente, parece totalmente libre de artificialidades. Jon, un muchachito fastidioso obstinado con alcanzar la fama, es nuestra entrada a esta banda de dementes casi entrañables (a excepción del personaje de Maggie Gyllenhaal que es bastante mala onda, si bien es la que posee la mejor relación con Frank) y junto con él vamos explorando el universo del creativo y sus procesos, que oscilan entre lo penoso y lo divertido. Siento que en algún momento la película me pierde, o es que desde el principio sentí muchísimo rechazo por Jon, pero me terminó dejando un sabor muy amargo. Hay algún comentario interesante sobre la naturaleza de la creatividad y lo doloroso que es mantenerse por fuera; también se comenta sobre la comercialización y bastardización del arte por atraerlo a las masas, de formas menos efectivas y considerablemente más trilladas; y por último, hay una gran presencia mediática y una integración con las redes que se me hacía por momentos efectiva y por otros artificial. En general sufre de un tono que oscila torpemente entre lo cómico y lo dramático y no se decide por ninguno, dejando todo muy medio pelo. Pero el personaje de Frank, interpretado con entrega y vulnerabilidad por uno de mis actores favoritos del momento, Michael Fassbender, hace que valga un poco la pena: es una actuación que se mide en entonaciones de voz y lenguaje corporal y es un gran triunfo.

Veredicto: 5/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1605717/

Edge of Tomorrow (2014)

edge of tomorrow blunt cruise blog
Título en español: Al filo del mañana (voto que “filo” es una de las palabras más utilizadas para traducciones paupérrimas de títulos de películas)

¿Soy yo que estuve muy perdida o esta película pasó casi completamente desapercibida por estos lados? Como sea, si así fue, fue inmerecido, ya que para tratarse de un híbrido de ciencia ficción y acción protagonizada por Tom Cruise, es bastante buena. La película sigue a Cage, un oficial careta que jamás pisó un campo de batalla pero que es rápidamente forzado a participar de una misión suicida en una batalla contra una raza alienígena inteligente que tiene la capacidad de resetear los días y por ende, conocer el futuro. Por esas cosas de la vida, Cage adquiere esta misma capacidad de “manos” del enemigo, lo que da comienzo a una especie de Groundhog Day (Hechizo de tiempo) de anfetaminas. La película no pierde tiempo con prólogos ni preámbulos sino que salta directamente al meollo del asunto, que es lograr una combinación de acciones para ese día que le otorgue la victoria a la raza humana. Hace tiempo que no veía a Cruise en una actuación tan disfrutable, y esto se debe, principalmente, a que su personaje comienza siendo completamente inútil como héroe de acción, lo que nos presenta con incontables oportunidades para el humor que son bien aprovechadas. Acompañándolo en este viaje está Emily Blunt (muy diosa), una oficial experimentada y que está familiarizada con las circunstancias particulares del reseteo y con quien entrena, planifica, lucha, y por qué no, flirtea un poco también. Desde el punto de vista de la acción es casi agotadora, tiene un paso adrenalínico (que no llega a atomizar) y está editada y dirigida con eficacia; al analizarla desde el punto de vista de las ideas, quizás no tenga nada demasiado original que aportar al género (más allá de lograr muy bien ese efecto que te dan los videojuegos al morir y comenzar de nuevo con la sabiduría aprehendida -lo que de hecho ofició de inspiración para el guionista-), pero es una de esas películas que aunque no aporta demasiado en innovación, sí lo hace en entretenimiento.

Veredicto: 6/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1631867/ 

Noah (2014)

Título en español: Noé

Estoy muy molesta. A pesar de este fracaso de proporciones épicas y bíblicas (humor Scarlattino para ustedes), siempre voy a querer a mi amado Darren Aronofsky. Su película Requiem por un sueño fue una de las primeras películas “serias” que vi en mi vida, y comenzó mi camino hacia la apreciación de un cine más rico y profundo. Pero Aronofsky triunfa cuando se concentra en dramas humanos de un calibre más íntimo, personas comunes y corrientes viviendo en un mundo que puede ser cruel y tenebroso, y ahí logra creaciones de una humanidad devastadora, y logra conmovernos hasta las lágrimas. No sé qué se le dio por hacer algo como Noé, y apenas pude reconocerlo en esta recopilación de escenas artificiales y CGI (imágenes generadas por computadoras): nótese que puse “artificialidad” y “CGI” como ítems diferentes porque no es solo en lo visual que abunda lo inauténtico, sino también en términos de historia y personajes.

noah russell crowe jennifer connelly aronofsky

Como lo indica su título, la película se centra en la vida del personaje bíblico Noé, conocido por su gran arca en donde rescató una pareja de todas las especies de animales del mundo para repoblar la tierra luego de la gran inundación provocada por Dios para limpiar la tierra de las impurezas del hombre. Admito que no tengo conocimiento alguno sobre la historia tal cual la cuenta la Biblia ni me interesa demasiado, francamente. Lo que sí espero de una película es un guión fuerte y seguro sobre lo que quiere relatar. Este no es el caso. Ni cerca. Desde el principio Noé, interpretado por Russell Crowe, se presenta como un personaje difícil de querer. Tiene una solemnidad y nobleza exasperante y su afán por llevar a cabo la misión que le encargó el Creador lo llevan más hacia el territorio de la superioridad moral y no hacia la humildad, como hubiera sido preferible. No pido que los protagonistas deban ser necesariamente agradables, pero al menos deben ser cautivantes y no hay absolutamente nada cautivante de un personaje tan poco tridimensional como Noé.

Lo mismo puede decirse del resto de la familia, son personajes en extremo superficiales y honestamente poco nos importan sus destinos: está su mujer, interpretada por Jennifer Connelly en un papel tan pero tan fino que podría ser un dibujo animado; peor es el primogénito y el tercer hijo, ambos con una única característica reconocible y luego están Emma Watson, la niña perdida que adopta la familia, y el segundo hijo, Ham, la oveja negra del grupo. Watson se entrega a su rol con firmeza y eleva un poco el material del guión y con Ham los escritores (Aronofsky y Ari Handel: colaborador frecuente del director) parecen querer agregar un elemento de antagonismo que eventualmente resulta en la mismísima nada. Redondeando el elenco están Anthony Hopkins como el tatarabuelo sabio cliché y Ray Winsote como el antagonista principal, descendiente de la línea de Caín.  Lo gracioso es que este último, a pesar de tener una moral más cuestionable, logró despertar en mí la mayor simpatía de todos los personajes, y esto es otro de los grandes fracasos del filme, ya que niega el propósito de la historia en sí.

Russell Crowe as Noah

Lo que resulta es un relato condescendiente, simplista y moralizante que no tiene claro qué quiere transmitir realmente. Es una intercalación de escenas del un CGI de muy mala calidad: intentos de planos épicos con imágenes de centenares de animales corriendo hacia el arca, rocas construyendo un arca (son ángeles caídos), batallas innecesarias o el arca en medio del agua; estas son  contrarrestadas con escenas de falsa intimidad en planos cerrados donde Noé insist e con seguir el plan del Creador mientras su familia sufre las consecuencias y el resto de la humanidad, toda vil y desechable, muere de hambre y es castigada por su maldad y carnivorismo. Hago una pausa en la escritura y me vuelvo a preguntar en qué estaba pensando Aronofsky cuando creó este esperpento. No hay ningún elemento rescatabale: no es ni interesante visualmente, ni son buenos los efectos especiales, ni tiene ningún asomo de profundidad o inteligencia. Es una lástima que un grupo tan talentoso de artistas haya creado algo tan carente de creatividad, pero todo buen director tiene una desgracia en su filmografía; no por esto voy a dejar de querer al genio detrás de El luchador y El cisne negro. A por una pronta recuperación.

Veredicto: 3/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1959490/