Minireseñas: El viaje de los hermanos sinsajo

The Skeleton Twins (2014)

29-skeleton-twins-kristenwiig-bill hader español

Amando como amo a la genia de Kristen Wiig, tenía muchas ganas de que me gustara esta película; no se imaginan. Pero no puedo decir que sea algo más que mediocre. Trata de dos hermanos gemelos distanciados hace 10 años que vuelven a encontrarse luego de sendos intentos de suicidio, y emprenden un camino hacia la reconexión. Estos son Maggie (Wiig), una mujer descontenta con su matrimonio con el siempre optimista Lance (Luke Wilson), pero que en vez de trabajar en él y sus problemas, opta por otros métodos escapistas más trillados y de dudosa moral; y por otro lado está Milo (Bill Hader en una actuación realmente alucinante y quizás lo que salva la película de ser un completo fiasco), un intento de actor que más que actuar trabaja de mesero; es uno de esos estereotipos de hombre homosexual absolutamente cínico (por lo menos no es el gay histriónico fan de Cher). Tiene un pasado oscuro que lidia con temas bastante serios pero suenan más forzados que otra cosa. Si bien la química entre los actores es excelente, y los personajes tienen algún que otro detalle gracioso, son seres bastante detestables y no logran transmitir el contenido más emocional del filme, que de hecho es bastante dramático; esto sumado a una gran afinidad por los clichés indies del momento la llevan, indefectiblemente, al fracaso.

Veredicto: 5/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1571249/

The Hundred-Foot Journey (2014)

THE HUNDRED-FOOT JOURNEY

Título en español: Un viaje de 10 metros

Yo no sé por qué me siento a mirar una película de Lasse Hallström, es como si me gustara pasar mal. Por si necesitan un recordatorio, este es el director sueco de melodramas como Chocolate, Siempre a tu lado Dear John; así que no sé qué esperaba realmente. Capaz que me tentó un poco la presencia de Helen Mirren, pero ni eso estuvo bueno. En fin, trata de una familia india que se muda a un pequeño pueblo de Francia y abre un restaurante de comida india, claro, en donde el padre es el hombre de negocios y uno de los hijos el gran cocinero que derrocha talento y potencial. El caso es que el restaurante está situado directamente en frente a un popular y ultra chic restaurante francés, cuya dueña, Madame Mallory (Mirren) resiente la competencia y hará lo imposible por evitar que triunfen. No me da el espacio ni la vida para listar la cantidad de clichés de esta película, pero les menciono algunos: está el romance entre Hassan (el cocinero estrella) y una chef francesita del restaurante enemigo, está el “los que se pelean, se aman” por parte del papá (Om Puri en la única actuación que casi disfruté de la película) y el personaje de Mirren (en una actuación caricaturesca y ofensivamente ridícula); está la carrera al estrellato y el desencanto con la fama; en fin, es increíblemente predecible, melosa y artificial, en todos los sentidos. Lo único que vale la pena es el food porn.

Veredicto: 4/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2980648/

The Hunger Games: Mockingjay Part 1

The-Hunger-Games-Mockingjay-–-Part-1-Jennifer-Lawrence-4

Título en español: Los juegos del hambre: Sinsajo Parte 1

Bueno, ni idea. Difícil hablar de esta película sin contextualizarla en la saga porque perdería de todo sentido. Tampoco me voy a ofender por esta desagradable nueva costumbre de dividir la parte final de una saga en dos para robarnos más plata, especialmente cuando el material *no* lo amerita, lo cual es el caso aquí ya que la película entera se siente estirada hasta la muerte, pero bueno, ya sabía eso antes de verla. Creo que es una continuación decente a lo que venía siendo la trilogía; son correctas adaptaciones de las novelas de Suzanne Collins (ella misma trabajó en ello), las cuales proveen entretenimiento sencillo y fácil de leer. Las películas siguen esta regla, entretenimiento con buenos valores de producción que no ofende, pero no aporta mucho más. Esta continúa donde dejó En llamas, luego de finalizados los juegos, Katniss y algunos más son rescatados por el hasta ahora oculto Distrito 13, la última base de resistencia frente al Capitolio. Katniss se une a sus esfuerzos, comandados por la presidente Coin (interpretada por Julianne Moore en otro excelente papel) y comienzan una campaña publicitaria cuyo objetivo es incitar a otros a unirse a la causa. Mientras tanto, Peeta fue capturado por las fuerzas del Capitolio y su rescate será una de las preocupaciones principales de Katniss, por supuesto. Gale sigue actuando de diversas geniales maneras pero no logra capturar la atención del Sinsajo. La familia de Katniss anda por la vuelta. El presidente Snow sigue murmurando bolazos inaudibles. En fin, entretiene lo justo y deja todo preparado para el “gran final”. Lo único que quiero decir es qué tristeza me dio ver a Philip Seymour Hoffman; y que me emocionó un poco que se la dedicaran a su memoria. Ah, y otra cosa, mi entretenimiento principal fue adivinar de dónde conocía a algunos actores secundarios que iban apareciendo de a ratos. Muy divertido.

Veredicto: 6/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1951265/

Still Alice (2014)

Título en español: Siempre Alice

Esta es una de esas películas de la temporada de premios que me hacen enojar. Y es porque se trata de una producción sumamente mediocre pero que le sirve como vehículo a una gran actriz para dar una de las mejores actuaciones de su carrera. Este tipo de películas abunda en esta época del año, guiones inconsistentes dirigidos con una mano tirando a melodramática pero logrando actuaciones destacables que sirven como anzuelo para los distintos grupos de críticos. Usualmente cuentan con un personaje principal afectado por algún mal que se presta para desencadenar situaciones dramáticas que te llevan a las lágrimas, y esta no es excepción.

La película sigue a Alice, interpretada por mi adorada Julianne Moore, una mujer que parece llevar una vida perfecta. Al comienzo la vemos festejando su cumpleaños número 50, rodeada de su familia, también la imagen cliché de la perfección. Es una profesora de lingüística de la universidad de Columbia y una oradora reconocida en todo el mundo. Está casada con el Dr. John Howland (Alec Baldwin) y tiene tres hijos: la mayor y felizmente casada Anna (Kate Bosworth), Tom y la un tanto más conflictiva hija menor Lydia (Kristen Stewart). Lleva una vida plena e intelectualmente estimulante, disfruta de tener un trabajo demandante y una rutina ocupada. Sin embargo, empieza a notar que está teniendo dificultades para recordar ciertas palabras, lugares o fechas, y esta preocupación la lleva a una consulta con un neurólogo, con quien finalmente llega a la conclusión de que padece de una forma prematura de Alzheimer. Bien optimista todo.

la_ca_1202_still_alice

A partir de este descubrimiento, la película indefectiblemente gira en torno a Alice lidiando con su enfermedad, a las distintas estrategias que emplea para ayudar con el desmemoramiento y el efecto que esto tiene en su vida laboral y familiar. Principalmente, el guión explora el relacionamiento de Alice con su marido y con su hija menor, Lydia. Sobre el primero queda suficientemente establecido que aún luego de muchos años de casados, John sigue enamorado de su esposa y la quiere muchísimo; pero, por otro lado, parece tener cierta reticencias a adaptar su vida a las nuevas necesidades de Alice, especialmente en lo que concierne a su carrera. En cuanto a Lydia, de forma un tanto trillada, los escritores trataron de establecer que esta prefería seguir un camino menos tradicional al de la familia, optando por perseguir su sueño de actuación en la costa Oeste (Los Angeles) y no entrando a la universidad como sus hermanos. Esto al principio es tratado como un tema de fricción entre madre e hija, pero la nueva situación de Alice parece abrirla más hacia la empatía y la película termina tomando como uno de los focos principales este acercamiento entre estos dos personajes.

Admito que tengo un prejuicio sobre las habilidades de Stewart, pero a pesar de que parecía estar interpretándose a ella misma (porque vino completita con sus cabellos despeinados y hacia el costado, revoleos de ojos, pucheritos y suspiros), tuvo momentos en que las emociones parecían trascender la superficie y se sintieron bastante más auténticos de los que me esperaba. Además, de los personajes secundarios, es la que tiene los momentos más jugosos en cuanto a impacto dramático, y en sus hombros recaía parte de la responsabilidad de que estos funcionaran. Hizo un trabajo decente, no lo voy a negar. El resto del elenco hace su trabajo pero no destaca, y es que esto es imposible al lado de la fuerza de la naturaleza que es Julie en esta película. Y ahora admito que yo soy muy fanática, y la disfruto en todo, pero hace tiempo que no la veía en una actuación tan universalmente espectacular. Aquí trasciende cualquier cuestión de estilo y se entrega a una vulnerabilidad y una autenticidad tan palpable que es fascinante de ver. Es como si le tocara de cerca, la sensibilidad que demuestra, la delicadeza, la fragilidad, esa sutil sensación de vergüenza (como describe su personaje), ese porte digno y ese vacío que se va apoderando de su mirada. Es una actuación para el recuerdo.

still-alice

El resto de la película es una collage de clichés de género con una banda sonora melosa y omnipresente, de esas que buscan manipularte hasta el llanto. Técnicamente aburrida, pero humilde, porque como dije más arriba, es claramente un contexto para permitirle a Julianne Moore hacer de lo suyo. Hay algunas escenas sinceramente conmovedoras, sin embargo, y creo que por momentos se acerca muchísimo a una auténtica representación de lo que es esta terrible enfermedad; al menos a mí me resulto un relato personal y accesible, donde las manipulaciones emotivas son más por incompetencia que por engaño. Pero como creo resultó evidente en mi reseña, esta es la película de Julianne Moore, obvia candidata para llevarse muchos premios de Mejor Actriz, y presenciar a este talento descosiendo la pantalla es motivación más que suficiente para verla. 

Veredicto: 7/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt3316960/

Maps to the Stars (2014)

Título en español: Polvo de estrellas

La película comienza con una ominosa cámara que avanza por el pasillo oscuro de un ómnibus donde la gente va durmiendo o leyendo; de repente nos muestra a una joven arrellanada bajo su buzo de “BAD BABYSITTER”, una exitosa saga dentro de la ficción de la película, protagonizada por el actor adolescente Benjie Weiss (Evan Bird). La toma es inquietante, pero termina pronto cuando la chica desciende del bus ya siendo de día y comienza su experiencia en Hollywood al ser conducida por el atractivo chofer interpretado por Robert Pattinson. A la media hora de empezada la película me sonreí y me dije a mí misma “estoy copada”, y es porque Polvo de estrellas tiene un algo que me resulta absolutamente fascinante, un juego constante de realidades distorsionadas y un tono surreal que oscila entre la comedia satírica y el horror, algo que comparte con una película que amo y con la que la he oído compararse: Mulholland Dr. Esta no es ni tan bizarra ni tan excelente como la obra maestra de David Lynch, pero este otro David, el canadiense apellidado Cronenberg que nos dio gemas como Videodrome Una historia violenta logró una película que como mínimo puede ser descrita como interesante y que por momentos llega a niveles de verdadera inspiración.

Antes que los personajes, quiero decir que la película gira en torno a Hollywood. Su lado más oscuro y pernicioso, macabro y morboso, el Hollywood que supo consumir tanto a estrellas consagradas como artistas en ascenso, a soñadores luchando por una oportunidad y fanáticos desequilibrados. Este es el Hollywood que nos muestra Cronenberg, un director que hasta ahora jamás había filmado en la ciudad y que terminó el rodaje en la locación en apenas 5 días, quizás queriendo evitar contraer alguno de los males que tan asociados están con él. Tenemos a la actriz de mediana edad, interpretada por Julianne Moore en una de las mejores actuaciones de su carrera (y eso es decir mucho), que sufre problemas de autoestima y depresión, además de los traumas de ser la hija de una reconocida actriz de los 50’s que murió trágicamente en la flor de su juventud en nada más y nada menos que un incendio. Tenemos a la estrella juvenil Benjie, un compilado de clichés a los que estamos acostumbrados en actores adolescentes como problemas de adicción y actitudes rebeldes. A sus padres, la madre (Olivia Wiliams) que le sigue la carrera muy cuidadosamente de cerca y el padre (John Cusack, en una muy mala actuación, pero es John Cusack, ¿qué esperamos?) que es un gurú/terapeuta con una serie de libros bajo su nombre. Y por último tenemos a Agatha (Mia Wasikowska), una joven excéntrica y deformada por las quemaduras que sufrió en algún momento de su niñez; una chica recién llegada a Hollywood que a través de un contacto logra el puesto de asistente personal de Havana (Moore) y que traba amistad con el chofer de limusina aspirante a actor y escritor, un Robert Pattinson que logra alejarse un poco de las actuaciones muertas de la saga de Crepúsculo.

Maps to the Stars julianne moore

Lo interesante de la película es el carácter cíclico y recurrente de las temáticas que maneja. No hay una explicación clara para algunos de los eventos que se desarrollan en el filme; como mencioné antes, hay un tono de distorsión de realidad y percepciones alteradas que se mantiene de principio a fin y que toma forma de visiones que atormentan a los personajes y que pasean de una narrativa a otra sin demasiada explicación. Estas visiones son por momentos efectivas, pero a veces, cuando uno intenta cuestionarse la justificación detrás de ellas, es difícil encontrar respuestas satisfactorias. Además de una especie de locura incipiente, hay varios factores que unen los destinos de los personajes, y este es otro de los puntos fuertes (y a veces débiles) del guión, la interconexión incestuosa de los protagonistas que a su vez sirve como ácido comentario sobre las realidades del pueblo de estrellas. En estos puntos y también un poco en el estilo frío y desapegado del director le encuentro parecido a otra película del 2014, Gone GirI, ambos filmes presentan bastantes baches en el guión, pero me resultaron, en general, experiencias cinematográficas fascinantes.

maps to the stars mia wasikowska
Otro de los temas recurrentes es acerca de las relaciones familiares, y aquí el guión se nutre de la psicología y construye sobre la relación de padres e hijos. Todos los hijos de la película sufren las consecuencias del accionar de los padres y estos, a su vez, son afectados por el accionar de sus hijos, pero, ¿cómo escapar ese ciclo vicioso? ¿Cómo ser, finalmente, libres? Este deseo asfixiante de desprenderse de los pecados de nuestros progenitores viene atado a un poema que aparece cada tanto, en las vidas de nuestros protagonistas: “Libertad”, de Paul Éluard surge como la voz de un ritual necesario que deben atravesar para poder, finalmente, liberarse.

Hay algunas escenas que me sacaron de la realidad de la película porque no me terminaron de convencer, otras por un impactante mal uso del CGI (imágenes computarizadas) y hacia el final, el delirio general llega a un clímax que aunque necesario, no termina de cerrar completamente; pero la película triunfa más seguido que falla y la pareja de Cronenberg y Wagner (el guionista) es un éxito: cada imagen chorrea morbo, cada línea transpira un humor desagradablemente delicioso, cada personaje se adentra cada vez más en una oscuridad espantosa, carcomidos por sus inseguridades y por su sed de fama. Moore y Wasikowska están absolutamente brillantes y las mejores escenas vienen de ver a estas dos dementes alimentándose las locuras. Es una película bizarra pero que tiene un no sé qué fascinante. Me imagino que debe mejorar considerablemente en segundos y terceros visionados, pero aunque no lleguen a tanto, al menos una oportunidad se merece.

Veredicto: 8/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2172584/