Minireseñas: El juez de alma salvaje y violenta

A Most Violent Year (2014)

a most violent year oscar isaac jessica chastain

Título en español: El año más violento

Esta película tenía el potencial para ser maravillosa, pero lamentablemente se queda medio corta. El guión del escritor/director J.C. Chandor, el mismo de El precio de la codicia, gira en torno a una temática que de nueva no tiene nada, sobre un inmigrante tratando de alcanzar el sueño americano en la violentísima Nueva York de principios de los 80 (específicamente el año 1981, estatísticamente uno de los años con mayor registro de crímenes violentos en la historia de la ciudad), mediante la expansión de su negocio de petróleo en un clima agresivo y peligroso. Pero si bien es una temática a la que estamos acostumbrados, tiene un enfoque especial que le aporta un poco de personalidad a la vez que la torna quizás un poco demasiado distante para ser completamente efectiva. En lugar de poner todo su énfasis en la trama, la película se siente más como un estudio de personajes, principalmente de su protagonista, Abel Morales, interpretado por Oscar Isaac con una quieta intensidad que es fascinante de ver, y su mujer, Anna, una Jessica Chastain efectiva en un papel un tanto desagradable. A la vez que Abel, un hombre carismático pero con convicciones fuertes, intenta comprar un terreno que contribuirá con el crecimiento de su negocio, debe manejar la epidemia de robos a sus camiones que lo están atacando por distintas partes de la ciudad. Es un territorio escabroso, lidiar con los competidores mafiosos, y con un fiscal de distrito (interpretado por quien hizo de King en Selma) que parece determinado a demandar a Morales por diversos crímenes de evasión de impuestos. Es una película rara, porque a pesar de tener una estética bastante lograda y mantener una tensión casi constante durante toda su duración, continuamente nos está transmitiendo la sensación de que en cualquier momento esa intensidad acumulada va a tener un escape, delicioso, necesario, pero esto jamás llega. Por eso, a pesar de ser un buen thriller con más de un aspecto interesante, especialmente la impecable actuación de Isaac, termina dejando gusto a poco.

Veredicto: 7/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2937898/

The Judge (2014)

TheJudge2-1 downey jr. robert duvall

Título en español: El juez

Cuando uno dice “esa película es muy Hollywood”, esto es exactamente a lo que se refieren. El director David Dobkin, el que nos dio Los rompebodas, una de las pocas comedias chotas que de hecho me hicieron reír, vuelve acá con una película de un abogado exitoso (cómo les gusta a los yanquis el estereotípico abogado estrella, ¿eh?) quien vuelve a su pueblo de la infancia para el funeral de su madre y luego se ve forzado a quedarse a defender a su padre, un juez local, de una acusación bastante grave que hicieron contra él. El problema es que Hank, interpretado por el siempre carismático Robert Downey Jr., se había desentendido completamente de su familia, especialmente del juez, su padre (Robet Duvall en una actuación sensible y hermosa, que más que nada me deprimió por ver su talento desperdiciado en películas de este patético calibre) tras una pelea que tuvieron hace años. Además tiene dos hermanos, el mayor Glen (Vincent D’Onofrio), un ex-atleta estrella cuya carrera se vino en picada tras un accidente reduciéndolo a un macho simplón y Dale (Jeremy Strong), su hermano menor, quien tiene algún tipo de autismo y que requiere de alguien que le supervise la vida. Por supuesto en el pueblo no puede faltar su antigua novia (la capa de Vera Farmiga) que no solo está divina, sino que sigue soltera y dispuesta. En fin, la película, muy larga para ser básicamente una seguidilla de clichés predecibles, combina las dinámicas familiares y la re-conexión de Hank con su padre y las escenas en el juzgado, donde Hank hace alarde de sus habilidades de litigante. Las primeras son más efectivas que las segundas, si bien ambas sufren de ser considerablemente manipuladoras. Lo que la termina salvando es el siempre confiable Downey Jr., cuyo magnetismo aligera las pesadas dos horas y media, y en especial la destreza de Duvall, que es por momentos severo y rígido, y por otros vulnerable y humano, logrando una de sus mejores actuaciones de los últimos tiempos. Lástima que la estrella de El padrino trabaje ahora con material tan por debajo de sus talentos.

Veredicto: 5/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1872194/

Wild (2014)

Wild’-starring-Reese-Witherspoon

Título en español: Alma salvaje

La premisa de Wild es algo que en teoría me atraería como pocas: trata de una joven mujer que recorre cerca de 2.000 km a pie, mochileando la “Pacific Crest Trail”, un camino que recorre una porción del oeste de los Estados Unidos entre desiertos y montañas. Su motivación para realizar tal hazaña es de naturaleza terapéutica, tras el golpe que fue la muerte de su madre y su caída en las drogas y un estilo de vida duro como es el del heroinómano, busca la caminata como una vía de escape y como forma de purgar sus demonios. La historia de Cheryl está basada en las memorias de la Cheryl original, adaptada para la pantalla por Nick Horby y dirigida por Jean-Marc Vallée, el mismo de Dallas Buyers Club. Si bien estos no hicieron un mal trabajo -la película permanece consistentemente aceptable- no lograron nada demasiado destacable, a parte de la actuación de su protagonista Reese Witherspoon, que está muy en forma, y su madre en los flashbacks, Laura Dern, en una actuación etérea y hermosa. Me hubiera gustado ver este tipo de material en manos de un director más poético, ya que gran parte de la película la pasamos en medio de lo salvaje y la naturaleza, o al menos alguien con un poco más de introspección. Los realizadores mechan escenas de la caminata y la dura vida de Cheryl en su solitaria empresa, con escenas de Cheryl y su madre, o su dura vida en su amorío con las drogas y el “rock and roll”, que compartió a medias con su ex-marido Paul con quien continuó teniendo una relación de aceptación bastante linda. Pero el mayor problema de Alma Salvaje es justamente ese afán por mostrar todo, esa obvia manipulación por acentuar el logro físico y espiritual de Cheryl por contrastarlo con su antiguo estilo de vida. Este mecanismo no solo es cansador, sino que suena falso y superficial. Hubiera preferido prescindir de la mayoría de estas escenas, y concentrarme en la presente transformación de la que supuestamente somos testigo. Obviamente, una película como esta es enteramente predecible, pero no tenía por qué ser tan completamente superflua.

Veredicto: 5/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2305051/

Anuncios

Foxcatcher (2014)

Foxcatcher es otra de las múltiples biopics que se estrenaron el año pasado. No es particularmente destacable en ningún aspecto, pero aceptablemente competente en varios. Para empezar, no tenía idea de la existencia de ninguna de las personas que retrata, y en retrospectiva, tampoco eran personas que me hubieran parecido especialmente interesantes. Pero el trabajo de una biopic exitosa es primero, crear un interés en el sujeto retratado, y segundo, contarlo de forma tal que trascienda el rubro biográfico para convertirse en una buena película en general. Este filme apenas cumple el primer requisito, y no llega ni a acercarse al segundo. No entiendo qué le pasó al director Bennett Miller, quien había empezado tan bien con la excelentísima Capote (esa sí que había logrado trascender del género) y luego nos había entregado Moneyball, que si bien no es un éxito de película, sí era bastante entretenida.

FOXCATCHER Ruffalo Tatum

La película se trata de los Schultz, un par de hermanos estadounidenses que se dedicaron a la lucha olímpica, ese deporte bizarro y homoerótico en que los hombres se toquetean bastante haciendo todo tipo de llaves y poniéndose uno arriba del otro. Ambos Mark y David ganaron medallas de oro por su desempeño en las olimpíadas, pero mientras David (el divino de Mark Ruffalo) es simpático, humilde y feliz por donde se lo ve, Mark (Channing Tatum), su hermano menor, es antisocial, testarudo y visiblemente infeliz, en parte debido a vivir bajo la sombra de su hermano mayor. Mientras se preparan para las Juegos Olímpicos de Seúl de 1988, Mark es contactado por John du Pont, un multimillonario en extremo excéntrico que está interesado en entrenarlo para la competencia y le propone una oferta imposible de rechazar. Así es que Mark parte para la inmensa hacienda de du Pont, donde tiene su propio chalet todo equipado y donde du Pont instaló un sala de entrenamiento impecable. Todo parece ir muy bien, pero du Pont, interpretado por un excelente Steve Carrell, no es una persona fácil, y junto con la personalidad abombada de Mark, se crea una relación bizarra cuya tensión irá incrementando, en especial luego de que el millonario decide invitar a su hermano mayor a entrenar con ellos, lo que culminará en una situación bastante catastrófica.

En realidad, pensándolo bien, la idea de un choque de personalidades tan raras como lo son estas es fascinante. Creo que podría haberse creado un intenso thriller psicológico y un incisivo estudio de personajes, pero la película calla demasiado, fingiendo sutileza y reflexividad, cuando en realidad es evidente que calla porque no sabe cómo comunicarlo. Hay sugerencias, aquí y allá, de lo que podía haber sido los personajes realmente, almas atormentadas, deseos reprimidos, personalidades débiles, pero todos terminan siendo unidimensionales o incoherentes, y nunca logramos sentir que los conocemos un poquito mejor, más allá de lo anecdótico. Por otro lado, la frialdad del director hace que poco nos importe, y no hablamos de la frialdad de un director como Fincher, cuyo estilo clínico aporta y suma a sus ambientaciones, hablamos de una frialdad que nos aleja emocionalmente de la película y sus personajes y que además aporta muy poco en ambientación, por lo que es imposible crear un interés ni a nivel emocional ni estético.

La languidez de los planos, lo ponderado del ritmo, todo apunta a que hay un punto grandioso e importante que Miller nos quiere comunicar. Quizás sobre el carácter de la riqueza, la forma en que aísla a du Pont, a quien Carrell interpreta de manera tan extraña que nos provoca esa incomodidad que verja entre querer reírnos de él y sentir miedo, porque en su cabeza siempre erguida y su voz calma y suave hay una oscuridad fermentándose. ¿Será la riqueza que lo corrompe? El vacío de tenerlo todo pero nunca acercarse a las cosas importantes de la vida, cosas que David parece obtener con tanta facilidad: amigos, familia, el amor y respeto de la gente en general. Miller se comporta como si estas fueran grandes temáticas, con una solemnidad de quien se siente trascendental en su arte, pero lo que recibimos del otro lado es un mensaje cansado, insignificante y que parece perderse entre los momentos de pausa que pretenden imbuir a la película de una profundidad que no tiene. En querer atribuirle un carácter universal a la problemática de du Pont (¿un carácter americano?), con toda las menciones al patriotismo, a los Estados Unidos, a la guerra, lo que logra es vaciarlo de todo significado. Es una lástima porque la actuación de Carrell es magnífica, su cuerpo un lienzo donde burbujean sentimientos nefastos y podridos, bajo una capa de quietud mórbida y estudiada. Tatum hace lo suyo, y Ruffalo, en el personaje más entrañable de la película, aporta su fácil carisma, que aquí se conjuga perfectamente con su personaje.

SteveCarellFoxcatcher1

Yo qué sé, tengo entendido que muchos compraron el paquetito de película intelectual, intensa, que no subestima a las audiencias, que no les da las respuestas, que juega con la ambigüedad porque nosotros podemos encargarnos de interpretar todo a piacere. No tengo problema con la ambigüedad, al menos no cuando sé que si golpeo la pared, aquí y allá, no me voy a encontrar con un sonido hueco, sino con una buen revoque de capa, tras capa de cemento (o significado). Foxcatcher se siente inflada por todos lados, y sigue esa nueva tendencia que se está popularizando en Hollywood de aletargar el paso y llenar rollo tras rollo de silencio para simular profundidad, pero al llegar a su clímax y tras leer las plaquitas explicativas de los destinos de los protagonistas, no sentí que haya adquirido ningún nuevo entendimiento de la raza humana, ni siquiera de los tres hombres que retrata el filme, salvo, quizás, lo que podría aparecer en el resumen de wikipedia de sus vidas.

Veredicto: 5/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1100089/

Minireseñas: St. Vincent: el rompenieves del bosque

Snowpiercer (2013)

snowpiercer rompenieves tilda chris evans

Título en español: Rompenieves

Bueno, ¿qué acabo de ver? Digo, realmente no lo sé. ¿Fue horrible? Y no, en realidad fue algo entretenida, pero tiene un estilo tan disperso y desparejo que cuando terminó, quedé completamente anonadada. La premisa ya es bastante bizarra, se trata de una sociedad post-apocalíptica en donde todo lo que resta de la humanidad vive en un gran tren (sí, tren) autosustentable que da la vuelta al mundo una vez por año, recorriendo un planeta completamente cubierto de nieve. El tren, como suele ser el caso, está divido por clase social, en donde los pobres se acumulan en la parte de atrás, liderados por el viejo sabio (John Hurt), su heredero revolucionario Curtis (el todo-americano Chris Evans) y su compinche irlandés Edgar (Jamie Bell). Juntos planean una rebelión contra las clases altas, lideradas a su vez por el presidente de todo el resto del mundo y creador del tren, Wilford (Ed Harris); ni bien comenzado el filme, los revolucionarios secuestran a la mensajera de las clases altas, Mason (Tilda Swinton en una demencia de papel), quien los lleva por un tour de los vagones del tren (que culminaría en el primero habitado por “la máquina” y Wilford) que es la parte más divertida, inventiva y visualmente extraordinaria de la película. Adaptándose a las formas del tren, los vagones ofician de todo tipo de cosas (pasando desde un acuario hasta un boliche lleno de millonarios bailando de estupefacientes bizarros). La película fue escrita y dirigida por el surcoreano Joon-ho Bong (adaptada de la novela gráfica Le Transperceneig), lo cual quizás explique la disparidad de simbolismos y estilos. Pero además de esta mezcla estilística bizarra, la película sufre por los millones de agujeros a nivel de guión, y se cree mucho más inteligente de lo que realmente es, lo cual la hace doblemente ridícula. La dirección de arte es fantástica y se nota que fue hecha con muchas ganas, pero es imposible mirarla sin gritar cada 5 minutos un gran “¡qué divague!”

Veredicto: 5/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1706620/

St. Vincent (2014)

st.-vincent-whysoblu-1bill murray
Título en español: St. Vincent: un vecino de otro mundo (?)

Esta es la típica comedia indie conmovedora de la temporada, protagonizada por un actor reconocido abriéndole el paso a un escritor/director novato (Theodore Melfi).  Y como suele ser el caso, es decente, honesta y perdonablemente poco creativa. La película gira en torno a la amistad improbable (aunque no tan improbable en el mundo del cine) entre un niño de una sensibilidad y empatía adulta, Oliver, y su vecino gruñón, cínico pero querible, Vincent (interpretado por Bill Murray con toneladas de personalidad). Creo que podría dejar el comentario por ahí, y ya tendrían lo necesario para evaluar de qué se trata, pero voy a agregar que tienen a Melissa McCarthy como la madre recién divorciada y mudada del niño, en una papel más sensible que cómico, y a la genia de Naomi Watts haciendo de la amiga prostituta rusa de Vincent en una papel que demuestra sus dotes para la comedia. Esperen montajes de Oliver y Vincent haciendo cosas gracias e inapropiadas para niños, pero aprendiendo lecciones de vida, un subidón dramático vinculado con un par de tramas secundarias que lidian con apuestas y con la mujer de Vincent, que terminan de darle un poco más de “humanidad” y “profundidad” al personaje, un quiebre en el arco dramático y un final para enternecer nuestros corazones. Si notan un poco de cinismo en este comentario, es solo porque la fórmula está tan usada que exaspera de a ratos, pero la película es a menudo tierna, divertida y muy bien actuada, y a Murray lo disfruté en este papel como hacía años no me pasaba.

Veredicto: 6/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2170593/
Into the Woods (2014)

INTO THE WOODS en el bosque meryl streep
Título en español: En el bosque

Ah bueno. Ya he hablado de alguna película bastante mala, pero nada a este nivel. Me parece un insulto hasta incluirla en mi blog porque no la quiero ni llamar una película. Este desperdicio de celuloide, basado en el musical de Sondheim, es una afronta a todo lo bello y profundo del séptimo arte. El guión, que está divido en dos actos con extremada torpeza, trata de un panadero y su mujer (Emily Blunt, lo único que me salvó la cabeza), víctimas de la maldición de un bruja (Meryl Streep: intentó hacer algo divertido, pero es todo tan desastroso que no sé qué decir) que les impide tener un hijo. Para romper la maldición y cumplir con su sueño, tienen que robar un ítem característico de distintos personajes de los cuentos tradicionales recogidos por los hermanos Grimm (la Cenicienta [dicho así con el artículo recién me sonó re terraja]; Jack, el de las habichuelas; Caperucita Roja y Rapunzel). Todos estos personajes tienen sus tramas secundarias y todos se encuentran en el bosque, que está tan pero tan mal hecho que parece una puesta en escena de una obra de secundaria. Lo inmensamente frustrante del guión es lo pésimo que están conectadas estas historias y lo anticlimático de la culminación de esta primera historia; sí, porque una vez que se resuelve esta trama, el segundo acto da comienzo a otra completamente diferente y si poco me importaba la resolución de la primera, imagínense la segunda. Hay un sinfín de actores conocidos y no tan conocidos que hacen una aparición en esta bazofia de Rob Marshall (quien nos dio la gema que es Chicago), cantando una canción que suena igual a la otra canción que cantó el otro y que sonará igual a la siguiente: ¿dónde se vio un musical con tanta pobreza melódica? Ninguna canción es memorable, pegadiza, divertida ni interesante. Son insoportables. Los personajes son irritantes a pesar de que la mayoría de los actores realmente hace un esfuerzo. Para terminar, el final es tan deprimente y gris, y la película en general absorbió tanto de mi energía que realmente no se la podría recomendar ni a mi peor enemigo.

Veredicto: 2/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2180411/

Minireseñas: El viaje de los hermanos sinsajo

The Skeleton Twins (2014)

29-skeleton-twins-kristenwiig-bill hader español

Amando como amo a la genia de Kristen Wiig, tenía muchas ganas de que me gustara esta película; no se imaginan. Pero no puedo decir que sea algo más que mediocre. Trata de dos hermanos gemelos distanciados hace 10 años que vuelven a encontrarse luego de sendos intentos de suicidio, y emprenden un camino hacia la reconexión. Estos son Maggie (Wiig), una mujer descontenta con su matrimonio con el siempre optimista Lance (Luke Wilson), pero que en vez de trabajar en él y sus problemas, opta por otros métodos escapistas más trillados y de dudosa moral; y por otro lado está Milo (Bill Hader en una actuación realmente alucinante y quizás lo que salva la película de ser un completo fiasco), un intento de actor que más que actuar trabaja de mesero; es uno de esos estereotipos de hombre homosexual absolutamente cínico (por lo menos no es el gay histriónico fan de Cher). Tiene un pasado oscuro que lidia con temas bastante serios pero suenan más forzados que otra cosa. Si bien la química entre los actores es excelente, y los personajes tienen algún que otro detalle gracioso, son seres bastante detestables y no logran transmitir el contenido más emocional del filme, que de hecho es bastante dramático; esto sumado a una gran afinidad por los clichés indies del momento la llevan, indefectiblemente, al fracaso.

Veredicto: 5/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1571249/

The Hundred-Foot Journey (2014)

THE HUNDRED-FOOT JOURNEY

Título en español: Un viaje de 10 metros

Yo no sé por qué me siento a mirar una película de Lasse Hallström, es como si me gustara pasar mal. Por si necesitan un recordatorio, este es el director sueco de melodramas como Chocolate, Siempre a tu lado Dear John; así que no sé qué esperaba realmente. Capaz que me tentó un poco la presencia de Helen Mirren, pero ni eso estuvo bueno. En fin, trata de una familia india que se muda a un pequeño pueblo de Francia y abre un restaurante de comida india, claro, en donde el padre es el hombre de negocios y uno de los hijos el gran cocinero que derrocha talento y potencial. El caso es que el restaurante está situado directamente en frente a un popular y ultra chic restaurante francés, cuya dueña, Madame Mallory (Mirren) resiente la competencia y hará lo imposible por evitar que triunfen. No me da el espacio ni la vida para listar la cantidad de clichés de esta película, pero les menciono algunos: está el romance entre Hassan (el cocinero estrella) y una chef francesita del restaurante enemigo, está el “los que se pelean, se aman” por parte del papá (Om Puri en la única actuación que casi disfruté de la película) y el personaje de Mirren (en una actuación caricaturesca y ofensivamente ridícula); está la carrera al estrellato y el desencanto con la fama; en fin, es increíblemente predecible, melosa y artificial, en todos los sentidos. Lo único que vale la pena es el food porn.

Veredicto: 4/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2980648/

The Hunger Games: Mockingjay Part 1

The-Hunger-Games-Mockingjay-–-Part-1-Jennifer-Lawrence-4

Título en español: Los juegos del hambre: Sinsajo Parte 1

Bueno, ni idea. Difícil hablar de esta película sin contextualizarla en la saga porque perdería de todo sentido. Tampoco me voy a ofender por esta desagradable nueva costumbre de dividir la parte final de una saga en dos para robarnos más plata, especialmente cuando el material *no* lo amerita, lo cual es el caso aquí ya que la película entera se siente estirada hasta la muerte, pero bueno, ya sabía eso antes de verla. Creo que es una continuación decente a lo que venía siendo la trilogía; son correctas adaptaciones de las novelas de Suzanne Collins (ella misma trabajó en ello), las cuales proveen entretenimiento sencillo y fácil de leer. Las películas siguen esta regla, entretenimiento con buenos valores de producción que no ofende, pero no aporta mucho más. Esta continúa donde dejó En llamas, luego de finalizados los juegos, Katniss y algunos más son rescatados por el hasta ahora oculto Distrito 13, la última base de resistencia frente al Capitolio. Katniss se une a sus esfuerzos, comandados por la presidente Coin (interpretada por Julianne Moore en otro excelente papel) y comienzan una campaña publicitaria cuyo objetivo es incitar a otros a unirse a la causa. Mientras tanto, Peeta fue capturado por las fuerzas del Capitolio y su rescate será una de las preocupaciones principales de Katniss, por supuesto. Gale sigue actuando de diversas geniales maneras pero no logra capturar la atención del Sinsajo. La familia de Katniss anda por la vuelta. El presidente Snow sigue murmurando bolazos inaudibles. En fin, entretiene lo justo y deja todo preparado para el “gran final”. Lo único que quiero decir es qué tristeza me dio ver a Philip Seymour Hoffman; y que me emocionó un poco que se la dedicaran a su memoria. Ah, y otra cosa, mi entretenimiento principal fue adivinar de dónde conocía a algunos actores secundarios que iban apareciendo de a ratos. Muy divertido.

Veredicto: 6/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1951265/

Minireseñas: Solo Frank perdona al mañana

Only God Forgives (2013)

only god forgives solo dios persona gosling
Título en español: Solo Dios perdona

Ah, pero qué película de mierda. Perdón, pero me tenía que desahogar. Es que yo me considero una persona bastante paciente, tolerante y abierta, especialmente sobre lo que concierne al mundo del cine, que amo, pero esto desafió todas mis mejores cualidades, y eso que apenas dura los básicos 90 minutos. La película sigue a un narcotraficante en Bangkok (Ryan Gosling en una actuación robótica y desalmada; culpa del personaje, seguramente, pero imperdonable) cuya patética existencia se ve afectada por las acciones desagradables de su hermano mayor al que se ve obligado a vengar, incitado por su madre, una especie de Lady Macbeth del subdesarrollo, interpretada con bastante coraje y eroticismo por Kristin Scott Thomas. Pero esta búsqueda de venganza se ve antagonizada por la figura pseudo-divina del policía local Chang (Vithaya Pansringarm), quien parece impartir su propia justicia personal y ser a la vez omnipresente e invencible. No puedo explicarles lo poco que me importaba el éxito o fracaso de esta empresa. Podría rescatar la fotografía de colores vibrantes y luces de neón, que aportaron una estética interesante, pero más allá de eso sufre en todos los aspectos. Ningún personaje posee ningún dejo de humanidad; los diálogos son risibles y la violencia sobre-estilizada. Lo que le sucedió a Winding Refn (quien había hecho un excelente trabajo en la reciente Drive, también con Gosling -¿qué les pasará a este tipo de directores copaditos que se obsesionan con un actor en particular, no?) es que está demasiado dirigida, y esto en tope de un guión fino como hoja de papel, hacen que la cosa se parezca muchísimo a la nada. Estilo sobre sustancia de la peor calaña, porque no tiene ni corazón, ni autenticidad. 

Veredicto: 3/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1602613/

Frank (2014)

fassbender-frank
Difícil comenzar a hablar de esta película sin referirme al “truco” que emplea durante su duración entera, y es que gira en torno a un personaje, Frank, que lleva puesta una gran cabeza caricaturesca encima de la propia y nunca, nunca, se la quita. Frank es el líder de una banda experimental y excéntrica, a la que nuestro personaje principal (Domhnall Gleeson, quien me cayó muy mal), el del punto de vista, se une para remplazar a su último tecladista. Frank es un personaje sumamente intrigante, más allá del artificio de la cabeza, es completamente auténtico e irónicamente, parece totalmente libre de artificialidades. Jon, un muchachito fastidioso obstinado con alcanzar la fama, es nuestra entrada a esta banda de dementes casi entrañables (a excepción del personaje de Maggie Gyllenhaal que es bastante mala onda, si bien es la que posee la mejor relación con Frank) y junto con él vamos explorando el universo del creativo y sus procesos, que oscilan entre lo penoso y lo divertido. Siento que en algún momento la película me pierde, o es que desde el principio sentí muchísimo rechazo por Jon, pero me terminó dejando un sabor muy amargo. Hay algún comentario interesante sobre la naturaleza de la creatividad y lo doloroso que es mantenerse por fuera; también se comenta sobre la comercialización y bastardización del arte por atraerlo a las masas, de formas menos efectivas y considerablemente más trilladas; y por último, hay una gran presencia mediática y una integración con las redes que se me hacía por momentos efectiva y por otros artificial. En general sufre de un tono que oscila torpemente entre lo cómico y lo dramático y no se decide por ninguno, dejando todo muy medio pelo. Pero el personaje de Frank, interpretado con entrega y vulnerabilidad por uno de mis actores favoritos del momento, Michael Fassbender, hace que valga un poco la pena: es una actuación que se mide en entonaciones de voz y lenguaje corporal y es un gran triunfo.

Veredicto: 5/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1605717/

Edge of Tomorrow (2014)

edge of tomorrow blunt cruise blog
Título en español: Al filo del mañana (voto que “filo” es una de las palabras más utilizadas para traducciones paupérrimas de títulos de películas)

¿Soy yo que estuve muy perdida o esta película pasó casi completamente desapercibida por estos lados? Como sea, si así fue, fue inmerecido, ya que para tratarse de un híbrido de ciencia ficción y acción protagonizada por Tom Cruise, es bastante buena. La película sigue a Cage, un oficial careta que jamás pisó un campo de batalla pero que es rápidamente forzado a participar de una misión suicida en una batalla contra una raza alienígena inteligente que tiene la capacidad de resetear los días y por ende, conocer el futuro. Por esas cosas de la vida, Cage adquiere esta misma capacidad de “manos” del enemigo, lo que da comienzo a una especie de Groundhog Day (Hechizo de tiempo) de anfetaminas. La película no pierde tiempo con prólogos ni preámbulos sino que salta directamente al meollo del asunto, que es lograr una combinación de acciones para ese día que le otorgue la victoria a la raza humana. Hace tiempo que no veía a Cruise en una actuación tan disfrutable, y esto se debe, principalmente, a que su personaje comienza siendo completamente inútil como héroe de acción, lo que nos presenta con incontables oportunidades para el humor que son bien aprovechadas. Acompañándolo en este viaje está Emily Blunt (muy diosa), una oficial experimentada y que está familiarizada con las circunstancias particulares del reseteo y con quien entrena, planifica, lucha, y por qué no, flirtea un poco también. Desde el punto de vista de la acción es casi agotadora, tiene un paso adrenalínico (que no llega a atomizar) y está editada y dirigida con eficacia; al analizarla desde el punto de vista de las ideas, quizás no tenga nada demasiado original que aportar al género (más allá de lograr muy bien ese efecto que te dan los videojuegos al morir y comenzar de nuevo con la sabiduría aprehendida -lo que de hecho ofició de inspiración para el guionista-), pero es una de esas películas que aunque no aporta demasiado en innovación, sí lo hace en entretenimiento.

Veredicto: 6/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1631867/ 

Raising Arizona (1987)

Título en español: Educando a Arizona

Esta es una película de los hermanos Coen, y aunque es la segunda producción que realizaron juntos (la primera fue Blood Simple.), desde principio a fin se siente enteramente Coeniana. Eso, en principio, diría que es algo bueno; aunque las películas de este dúo no son siempre un éxito, siempre tienen ese indiscutible estilo de ellos y creo que crearlo y mantenerlo durante toda su carrera es un gran logro y los distingue de las grandes masas de directores anónimos que hay en el mundo, especialmente en los Estados Unidos. Pero como venía diciendo, esta película no me pareció demasiado buena, y esto se debe a dos factores esenciales: el primero es que el guión es completamente caótico y desenfocado; y el segundo es que el humor, o más bien, los intentos de humor, que abundan, son mayoritariamente un fiasco.

Raising-Arizona-1987 nicolas cage hunter

Antes del título de la película, tenemos un pequeño montaje narrado en voice en off por H.I., pronunciado Hi (Nicolas Cage) que nos cuenta de su vida criminal, sus reiterados encarcelamientos, su enamoramiento con la oficial de policía Ed (Holly Hunter), su subsiguiente cortejo y comienzo de una vida juntos con un trabajo digno y en fin, el sentar cabeza. Pronto se dan cuenta que lo que les falta es formar una familia y tras una serie de fracasos y el descubrimiento que uno de ellos es infértil, forjan un plan para hacerse con un bebé. Vale aclarar que estamos lidiando con un par de personajes sumamente pintorescos, se los trata como seres de corta inteligencia, estereotipos de yanquis ignorantes sureños, pero entrañables. Es más, esta especie de burla/crítica hacia estas regiones de la sociedad americana son moneda corriente con los Coens, pero si bien se los menosprecia intelectualmente, no es necesariamente ni con desdén ni rechazo, se los presenta con humor y, por supuesto, altas dosis de exageración. En fin, al enterarse que un personaje conocido de la región (apellidado Arizona, de ahí el título) se hizo con quintillizos, deciden que quizás sería más justo que al menos uno de estos pasara a sus manos, así es que lo secuestran y a partir de este incidente se desencadenan un montón de bizarreadas.

raising arizona cage baby

Es interesante notar que el dúo contó, desde el principio, con un equipo de actores con los que colaboran continuamente. Raising Arizona cuenta con John Goodman, que junto a William Forsythe conforman un par de hermanos criminales conocidos de Hi que se ven involucrados en la historia principal, y Frances McDormand, como otra sureña ridícula amiga de la pareja. Todo el elenco, incluyendo al demente de Nicolas Cage, logran un estilo parejo y consistente, una especie de hiper-actuación, y se entregan al material con una confianza ciega digna de respeto, divirtiéndose en el proceso. En esto la dirección de Joel Coen atina, y también en algunas de las decisiones estilísticas que trabaja junto al director de fotografía Barry Sonnenfeld (quien había colaborado con ellos en Blood Simple.), de colores intensos y grandes angulares, y alguna que otra secuencia de acción bastante interesante. Pero en general la lleva a un ritmo maníaco, que pierde y gana momentum de formas anticlimáticas, e insiste en recursos humorísticos que no logran el efecto deseado (por ejemplo las incontables escenas de los personajes gritando durante un tiempo demasiado prolongado).

Mientras que el guión fracasa en términos de una narrativa desordenada (y no en el buen sentido) y un humor que le erra más que le emboca, no se queda corta con la creación de personajes surreales, bizarros y muy Coen. Tenemos al personaje principal Hi, que es Nicolas Cage en uno de sus días buenos, un tipo demasiado extraño para describir y estilizado de tal manera que hoy en día sería un éxito de la moda; está la pareja de Goodman y Forsythe, esa fascinante combinación de criminales con encanto y modales sureños, está el sabio padre del bebé secuestrado, y el motoquero del infierno que contrata para rescatar al bebé, quizás el elemento más desopilante de toda la película, y para mí gusto, un poco demasiado. Todos estos seres forman un universo surreal y vívido y ponen de manifiesto la inabarcable creatividad de los Coen.

john goodman raising arizona

En conclusión, es una película interesante en el repertorio de los Coens. Tiene destellos de la genialidad que desplegarían en películas como Fargo, Barton Fink o lo que es una de mis comedias favoritas, El Gran Lebowski, pero es una de sus peores producciones. A partir de la media hora comienza a ir en picada en ritmo y coherencia y el absurdo se termina de inclinar hacia el ridículo. Es realmente lastimoso permanecer serio e irritado ante los fallidos intentos de humor y es incluso más frustrante reconocer lo que eran interesantes personajes en teoría y sus competentes actores lidiar con un guión inseguro y un director que los alienta a puntos de exageración risibles. Como fan de los Coens, vale la pena verla, pero si no, no hay mucho que amerite la afortunadamente corta hora y media de duración. Ah, y el bebé es absolutamente adorable.

Veredicto: 5/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt0093822/

A Most Wanted Man (2014)

Título en español: El hombre más buscado

Comenzar a ver esta película me sumergió en la nostalgia de inmediato. Como quizás ya saben, esta es la última aparición de Philip Seymour Hoffman en el cine, salvando quizás alguna escena en las últimas de la saga de Los Juegos del Hambre, pero no he leído acerca de cómo van a lidiar con ello. De cualquier forma, esta será recordada como la última actuación de uno de los mejores actores de la época, un hombre que brilló tanto en roles pequeños como en Magnolia o Casi Famosos (al iniciar su carrera se lo conocía como un excelente “character actor”: esos actores que toman papeles de extrema diversidad creando un repertorio de personajes que muestran todas las facetas de su talento; Gary Oldman es un gran ejemplo de esto), como en papeles protagónicos, empezando por Capote que lo lanzó a la cima de las listas de los gigantes de actuación masculinos, hasta culminar en este. Quizás sea el saber que estaba tan cerca de su final, pero aún más angustiante para mí fue ver que a pesar de que sí fue una buena actuación, no logró alcanzar los niveles de excelencia a los que me tenía acostumbrada. Pero de cualquier manera, permanecerá como uno de mis actores favoritos de estas últimas décadas, y afortunadamente dejó una gran colección de maravillosas películas que despliegan su excelente talento.

a-most-wanted-man-philip-seymour-hoffman

Dicho esto, pasaré a comentar sobre la película en sí. Basada en una novela de espionaje del escritor John Le Carré, cuenta con un estilo muy parecido al de El topo, también basada en una novela del mismo autor. Son historias de un espionaje de perfil más bajo, uno podría decir más realista, apuntando a mostrar las partes menos glamorosas del mundo, más aburridas y tediosas. A su vez, son tramas complicadas y engorrosas, llevadas a cabo por una variedad de personajes con distintas intenciones y motivaciones, que la película roza apenas pero no logra profundizar, logrando cierta apatía en el espectador y doblando el tedio de ver en qué resulta todo. Para una película que se toma todo con tanta calma, sorprende que haya fallado tan estrepitosamente en darle vida a sus personajes, apenas conocemos sus intenciones a nivel de trama, pero no los conocemos lo suficiente para querer que tengan éxito o no. Podría, por otro lado, haberse concentrado en la creación de una atmósfera de tensión y peligro inminente, pero lo que en El topo destacó prominentemente, aquí también deja mucho que desear. Salvo quizás en los últimos minutos, no hay una sensación de urgencia real y el clima sombrío que se mantiene en toda la película no logra retener la atención.

La trama gira en torno a una célula no-oficial de la inteligencia alemana contra-terrorismo, liderada por Hoffman, un alcohólico frustrado que habla en inglés pero con acento alemán (lo mismo que los otros personajes alemanes): una decisión extraña del director que le quita autenticidad e interfiere con las actuaciones. Cuando un musulmán checheno inmigra ilegalmente a Hamburgo para reclamar el dinero que heredó de su padre, se crea un conflicto de intereses entre la agencia de Hoffman, la inteligencia estadounidense (representada por el personaje de Robin Wright) y las intenciones del propio Issa y su protectora  Annabel Richter (interpretada por Rachel McAdams), una abogada que se especializa en ayudar a refugiados en situaciones vulnerables, pero que aquí se encuentra en aguas demasiado profundas. No vale la pena adentrarse demasiado en los detalles de la trama porque justamente de esto se trata el interés de la película, aunque en mí, sinceramente, fue casi nulo. La dirige Anton Corbijn, un director semi-novato cuyo último esfuerzo fue El americano con George Clooney. Cabe mencionar que logra actuaciones decentes del elenco y algunas escenas visualmente muy interesantes, como, por ejemplo, la del final. Quizás los problemas surjan de un guión que fracasó en comprimir los contenidos de la novela eficazmente y una edición innecesariamente parsimoniosa.

A-Most-Wanted-Man-mcadams-defoe

En conclusión, lo único destacable que encontré en este filme fue lo mencionado en el primer párrafo, y el hecho de que eso haya sido puramente circunstancial habla mucho de lo insustancial que es esta película. Quizás fanáticos del género de espionaje logren encontrarle un cierto encanto, y es que tiene los elementos para haber sido otra El topo o quizás hasta un episodio extendido de algo como Homeland (sí, soy fan), pero al fracasar en tanto sustancia como estilo, no me dejó mucho que alabar. Dicho esto, logré terminar de verla y pude apreciar las locaciones alemanas a las que no estoy tan acostumbrada de ver, así como las actuaciones del elenco, de los cuales me gustaría destacar a McAdams (sí, soy fan) quien aportó convicción y vulnerabilidad a un personaje bastante flojo en papel, y a Robin Wright (a pesar del horrible pelo negro) que hizo otra versión de su excelente Claire Underwood de House of Cards. Me hubiera gustado despedirte de mejor manera, Philip, pero de cualquier manera, fuiste una gran pérdida para el cine y te vamos a extrañar.

Veredicto: 5/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1972571/