Simón del desierto (1965)

Con apenas 45 minutos de duración, este es uno de los proyectos “no finalizados” de Buñuel. Lo pongo así entre comillas porque si bien no pudo llevar a cabo todas las ideas que tenía para la película, cuando al productor mejicano Gustavo Alatriste se le acabó el dinero para financiarla, Buñuel le agregó un final a último momento y la película quedó técnicamente terminada.

simón del desierto, luis buñuel, claudio brook

Simón del desierto tiene mucho de Buñuel. Está ligeramente basada en la vida de Simón el Estilita cuya fama viene de que decidió pasar 37 años parado sobre una columna como penitencia. En la película, un santo bastante engreído también llamado Simón, interpretado por Claudio Brook (bastante convincente en el papel), está haciendo el mismo tipo de penitencia pero con el obstáculo agregado de ser constantemente tentado por el diablo en forma de mujer (la mágica Silvia Pinal, quien colaboró a menudo con el director).

El carácter de arrogante condescendencia de Simón, el absurdo de la penitencia, la mezquindad de los pueblerinos que observan la penitencia del santo, todos elementos que podrían convertirse en una crítica seria y solemne sobre los males de la iglesia, son tratados con el humor ácido y absurdo característico de Buñuel. Nótese las consecuencias del milagro que logra Simón cuando le devuelve las manos mutiladas a uno de sus seguidores, nótese a Simón divertido con la idea de bendecir, nótese el ataúd arrastrándose por el piso y todos las demás manifestaciones de su gran sentido del humor. Sin embargo, a pesar de estos elementos, este filme no tiene el ritmo energizante que le encuentro al resto de su filmografía.

simon del deserto, claudio brook y silvia pinal

La dinámica de Simón allí arriba y sus interacciones con los visitantes de turno se torna un tanto tediosa y el monótono paisaje no se complementa muy bien con el guión que parece una recopilación de distintas manifestaciones de una misma cosa. Por otro lado, hay que felicitar la hermosa fotografía en blanco y negro de Gabriel Figueroa, con sus deslumbrantes panorámicas de Simón en la alta columna en medio del desierto, con las múltiples perspectivas sobre o debajo del altar y la fantástica escena final. Creo que hizo lo que pudo teniendo en cuenta las limitaciones del guión.

En conclusión, no fue una de mis favoritas de Buñuel. Si bien tiene ejemplos de lo que lo hacen un excelente director, en Simón del desierto estos no se conjugan formando un todo de la calidad de sus obras maestras. Me queda la duda sobre si esto fue consecuencia de los problemas de financiamiento o si fue simplemente una obra imperfecta de quien es, en general, un maestro.

Veredicto: 6/10

IMDb: http ://www.imdb.com/title/tt0059719/

Anuncios