Minireseñas: El orgullo de los votos de pasión

The Vow (2012)

votos de amor rachel mcadams channing tatum

Título en español: Votos de amor

Antes de leer este comentario y tomárselo demasiado a pecho, hago una declaración. Este es uno de los tipos de película que menos disfruto en general, y solo la vi porque tenía una abstinencia muy grave de Rachel McAdams (como verán más abajo, tengo un fanatismo importante). Es una comedia romántica, de estas que disfrutan de probar a la pareja feliz con un problema de salud medio grave y ver cómo se las arreglan (si es amor del real, claro). En este caso, tenemos a Leo (Channing Tatum) y Paige (McAdams): vemos cómo se conocen, cómo se encanta y cómo comienzan una vida juntos, casados y enamorados. Son un par de artistas, mentes liberales, espontáneos, llenos de vida, en fin, te venden a la pareja que todos quieren ser. Pero sucede que luego de un accidente, Paige pierde la memoria de este nuevo ser tan copado en que se había convertido, y su último recuerdo es de su vieja vida, cuando todavía vivía con sus padres súper conservadores (Sam Neill y Jessica Lange) y estaba enamorada del chetito sorete Kyle. Así que Leo se ve obligado a intentar reconquistar a su esposa, aunque esta es apenas una sombra de lo que solía ser. Esta película está hecha para llorar, pero en especial, para hacerse con un estándar del amor y de un príncipe azul incluso más irreales que las películas más fantasiosas de Disney. No hay absolutamente nada que destacar más allá de las actuaciones decentes de los involucrados, y en especial, la magia de ver a McAdams brillar en la pantalla. (Ya les dije que era fan.)

Veredicto: 3/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1606389/

Passion (2012)

pasión mcadams rapace

Título en español: Pasión

Ay, Brian De Palma, ay. Es el Hitchcock terraja de nuestros tiempos. Qué tipo que me produce sentimientos tan ambivalentes. Es que tiene un estilo increíble, una lenguaje cinematográfico único y personal, instantáneamente reconocible y muchas veces súper interesante, pero lamentablemente casi siempre está puesto al servicio de unos guiones paupérrimos, superficiales, ridículos y hasta insultantes. Este es el caso de Pasión, una película que gira en torno a las ambiciones de dos mujeres de negociosos que compiten por un ascenso. Una es interpretada por Rachel McAdams, aquí representando a las rubias frías que tanto le gustaban a Hitch, una mujer viciosa, psicótica y sádica. En contraposición está Noomi Rapace, algo más sumisa y manipulable en apariencia, pero oh sorpresa que el guión nos depara una dosis básica de giros de tuerca. Nótese que opté por usar los nombres de los actores directamente, porque aquí no hay personajes. Demás está decir que lo absurdo de las vueltas del guión son, en parte, intencionales. Acá se está optando por una atmósfera surreal, narradores no confiables y toda la cosa; además, todo está salpicado del más negro de los humores, pero incluso admitiendo esto, hay límites. Porque aunque De Palma quisiera hacer uno de esos thrillers eróticos y exagerados que tanto le gustan, Pasión nunca se siente lo suficientemente arriesgada: la violencia y el sexo, que podrían haber vendido el absurdo, están bastante recatados, por lo que el espectador no tiene de dónde agarrarse. Los personajes son incluso menos que caricaturas, no sabemos nada de ellos, de donde vienen ni qué los motiva; esto, sumado a la implausibilidad de la trama, resulta en un suspenso muy artificial, porque poco nos importa qué pasará. McAdams está deliciosa en el papel, Rapace increíblemente irritante, la banda sonora de Pino Donaggio es exquisita, y es, más allá de juicios de valor, sumamente interesante visualmente, pero en definitiva, es imposible verla como una buena película.

Veredicto: 4/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1829012/

Pride (2014)

pride dominic west imelda staunton

Por alguna razón, desde que comenzó esta película, no pude evitar pensar que hubiera sido un excelente musical. Hay algo tan alegre, tan dinámico en los ritmos y tiempos que maneja, y los personajes son tan coloridos y entrañables, que fácilmente habría resultado un éxito en ese medio. No me sorprendió en absoluto cuando recién, leyendo sobra la película, leí que estaba siendo adaptada para una comedia musical: ¡un éxito! De cualquier forma, Pride funciona bastante bien así como está. Se trata de la improbable unión entre un grupo de activistas de gays y lesbianas con un gremio de mineros galeses en huelga, durante la huelga nacional británica de mineros en 1984, bajo el duro mandato de Margaret Thatcher. Debido a que la Unión Nacional de Mineros no quería verse involucrada con un grupo LGTB, el grupo activista Gays y Lesbianas Apoyan a los Mineros, liderados por el joven Mark, deciden llevar sus esfuerzos al pequeño pueblo de Onllwyn en Gales, en donde un par de los locales están interpretados por actorazos como Bill Nighy, Paddy Considine e Imelda Staunton . Esto impulsa un montón de giros dramáticos en el guión que están muy interesantes. Lo más lindo, por supuesto, es ver cómo los personajes van desprendiéndose de prejuicios y uniendo fuerzas, ambos grupos unidos por el abuso, y cómo se crea un vínculo sincero entre ambas partes, y en particular, entre varios personajes. Sería difícil saber si en la vida real esto se dio tan así, pero aunque en el filme esté un tanto idealizado, no rechina tanto porque, como venía diciendo, la película en general crea una atmósfera súper festiva y no se disculpa por presentar los hechos con un tinte de romanticismo. Por otro lado, demás está decir que el guión contiene bastantes clichés: el ejemplo más claro quizás sea el homosexual extravagante que conquista a todos con sus pasos de baile (interpretado por un maravilloso Dominic West, muy alejado de su Jimmy McNulty de The Wire), pero a pesar de ser un tanto trillada, siempre se siente sincera. Hay algunos aspectos poco desarrollados del guión (la amenaza del SIDA, el arco de varios personajes, incluyendo uno de los protagonistas, Mark) que la tiran un poco abajo, pero en general, Pride es una película muy divertida, conmovedora y, en particular, hecha con mucho amor.

Veredicto: 7/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt3169706/

Anuncios

A Most Wanted Man (2014)

Título en español: El hombre más buscado

Comenzar a ver esta película me sumergió en la nostalgia de inmediato. Como quizás ya saben, esta es la última aparición de Philip Seymour Hoffman en el cine, salvando quizás alguna escena en las últimas de la saga de Los Juegos del Hambre, pero no he leído acerca de cómo van a lidiar con ello. De cualquier forma, esta será recordada como la última actuación de uno de los mejores actores de la época, un hombre que brilló tanto en roles pequeños como en Magnolia o Casi Famosos (al iniciar su carrera se lo conocía como un excelente “character actor”: esos actores que toman papeles de extrema diversidad creando un repertorio de personajes que muestran todas las facetas de su talento; Gary Oldman es un gran ejemplo de esto), como en papeles protagónicos, empezando por Capote que lo lanzó a la cima de las listas de los gigantes de actuación masculinos, hasta culminar en este. Quizás sea el saber que estaba tan cerca de su final, pero aún más angustiante para mí fue ver que a pesar de que sí fue una buena actuación, no logró alcanzar los niveles de excelencia a los que me tenía acostumbrada. Pero de cualquier manera, permanecerá como uno de mis actores favoritos de estas últimas décadas, y afortunadamente dejó una gran colección de maravillosas películas que despliegan su excelente talento.

a-most-wanted-man-philip-seymour-hoffman

Dicho esto, pasaré a comentar sobre la película en sí. Basada en una novela de espionaje del escritor John Le Carré, cuenta con un estilo muy parecido al de El topo, también basada en una novela del mismo autor. Son historias de un espionaje de perfil más bajo, uno podría decir más realista, apuntando a mostrar las partes menos glamorosas del mundo, más aburridas y tediosas. A su vez, son tramas complicadas y engorrosas, llevadas a cabo por una variedad de personajes con distintas intenciones y motivaciones, que la película roza apenas pero no logra profundizar, logrando cierta apatía en el espectador y doblando el tedio de ver en qué resulta todo. Para una película que se toma todo con tanta calma, sorprende que haya fallado tan estrepitosamente en darle vida a sus personajes, apenas conocemos sus intenciones a nivel de trama, pero no los conocemos lo suficiente para querer que tengan éxito o no. Podría, por otro lado, haberse concentrado en la creación de una atmósfera de tensión y peligro inminente, pero lo que en El topo destacó prominentemente, aquí también deja mucho que desear. Salvo quizás en los últimos minutos, no hay una sensación de urgencia real y el clima sombrío que se mantiene en toda la película no logra retener la atención.

La trama gira en torno a una célula no-oficial de la inteligencia alemana contra-terrorismo, liderada por Hoffman, un alcohólico frustrado que habla en inglés pero con acento alemán (lo mismo que los otros personajes alemanes): una decisión extraña del director que le quita autenticidad e interfiere con las actuaciones. Cuando un musulmán checheno inmigra ilegalmente a Hamburgo para reclamar el dinero que heredó de su padre, se crea un conflicto de intereses entre la agencia de Hoffman, la inteligencia estadounidense (representada por el personaje de Robin Wright) y las intenciones del propio Issa y su protectora  Annabel Richter (interpretada por Rachel McAdams), una abogada que se especializa en ayudar a refugiados en situaciones vulnerables, pero que aquí se encuentra en aguas demasiado profundas. No vale la pena adentrarse demasiado en los detalles de la trama porque justamente de esto se trata el interés de la película, aunque en mí, sinceramente, fue casi nulo. La dirige Anton Corbijn, un director semi-novato cuyo último esfuerzo fue El americano con George Clooney. Cabe mencionar que logra actuaciones decentes del elenco y algunas escenas visualmente muy interesantes, como, por ejemplo, la del final. Quizás los problemas surjan de un guión que fracasó en comprimir los contenidos de la novela eficazmente y una edición innecesariamente parsimoniosa.

A-Most-Wanted-Man-mcadams-defoe

En conclusión, lo único destacable que encontré en este filme fue lo mencionado en el primer párrafo, y el hecho de que eso haya sido puramente circunstancial habla mucho de lo insustancial que es esta película. Quizás fanáticos del género de espionaje logren encontrarle un cierto encanto, y es que tiene los elementos para haber sido otra El topo o quizás hasta un episodio extendido de algo como Homeland (sí, soy fan), pero al fracasar en tanto sustancia como estilo, no me dejó mucho que alabar. Dicho esto, logré terminar de verla y pude apreciar las locaciones alemanas a las que no estoy tan acostumbrada de ver, así como las actuaciones del elenco, de los cuales me gustaría destacar a McAdams (sí, soy fan) quien aportó convicción y vulnerabilidad a un personaje bastante flojo en papel, y a Robin Wright (a pesar del horrible pelo negro) que hizo otra versión de su excelente Claire Underwood de House of Cards. Me hubiera gustado despedirte de mejor manera, Philip, pero de cualquier manera, fuiste una gran pérdida para el cine y te vamos a extrañar.

Veredicto: 5/10

IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1972571/